La Cabaña ¡Un fin de semana con la Trinidad!

La humanidad fragmentada es impotente ante el mal.
La desgracia permite conocer la eternidad.
Una novela de sanación y aprendizaje espiritual.

Por Juan Pablo García Vallejo

Diario de Ecatepec, México (Libros) .- Un deseo de millones de seres humanos es comprobar si existe dios, pero también hablar con él. Ahora que está de moda el secuestro, asesinato y abuso sexual de niños y niñas en el primer y demás mundos, lo cual ya no es una leyenda urbana, estas tragedias ayudan a comunicarse con Dios.

Me invitaron a una conferencia del novel escritor Paul Young, cuyo libro La Cabaña (Editorial Diana. 2008) resultado ser un éxito editorial, lleva venidos más de 4 millones solo en Estados Unidos y se ha publicado en 25 países, ¡le faltarían unos 175 para conquistar todavía al mundo!

No quería leer el libro porque trata de una niña secuestrada y asesinada; no quería deprimirme con otra de esas historias trágicas y sin solución que cada editorial publica, pero en fin lo hice.

Porque la historia de niños secuestrados sigue creciendo a diario, se reciben mensajes electrónicos pidiendo ayuda económica o para difundir información sobre los niños desaparecidos.

A una familia común y corriente, una familia con poca cultura y muchos hábitos consumistas en el Canadá del Bienestar, durante una simple acampada de fin de semana para pasárselas bomba, en cuestión de instantes pierden a la menor de sus hijas, Missy. Esta es secuestrada por un hábil multihomicida de niños llamado el Matachiquitas.

El dolor de perder a la hija persigue al padre Mack durante años hasta que recibe un extraño telegrama anónimo donde lo invitan a ir a la Cabaña donde fue asesinada su hija. El dolor más grande de un padre es la muerte prematura de sus hijos. El mensaje reaviva recuerdos dolorosos, complica su relación familiar y puede ser una broma muy cruel pero de alguien que sabe mucho sobre su familia.

La cabaña es una novela multicultural, porque tiene un Dios que es una mujer negra madura y muy buena cocinera ¿se quería más?, Jesús es un joven hebreo para no olvidar la tradición mesiánica y el Espíritu Santo es una chica asiática llamada Sarayu. Está también en este escenario celestial, la sabiduría o Sofía.

Estos personajes saben mucho de una familia occidental con una visión de la vida mucho muy reducida (estudiar, casarse, tener hijos, aburrirse) o más que eso, manipulada completamente por las modas del consumismo irracional o sea que no están conscientes de lo que viven, hasta que la desgracia los toca y les cambia la vida por un tiempo, luego vuelven a vivir como zombis…

Esta desgracia le hará saber a Mack que las cosas son mucho más profundas que lo que pensamos. El Matachiquitas lleva en su cuenta homicida cinco asesinatos de niñas, dejando en el lugar del crimen una catarina con una mancha en sus alas, como señal de más víctimas, pero la policía no lo ha podido atrapar porque es muy hábil para despistarla.

Estos asesinos seriales, héroes perversos y mal logrados de esta época, que llevan mucho dolor y tristeza a muchas familias, son el vehículo por el cual Dios comienza su comunicación con las gentes a las que quiere ayudar.

O sea que permite primero la manifestación del mal para que se conozca el bien. Pero las familias creen que esos secuestros y asesinatos corresponden solamente a toda la ola de maldad, guerras y genocidios que se hacen en el mundo en la actualidad.

Dios, Jesús y el Espíritu Santo se encargarán de hacer ver a Mack, que sus opiniones y creencias son más limitadas y erróneas, que no sabe nada de la vida, ni de él mismo, ni de nada. Y conocerá la verdad de la creación y las consecuencias de la caída del paraíso: un mundo caótico, lleno de guerras y crimen, con mucha independencia de los sujetos pero que son sumisos a la corrupción, el poder, la ambición y demás vicios ancestrales o muy recientes.

En su cita en La cabaña, por medio de un “acoplamiento dimensional del tiempo” o que es lo mismo un portal, se transforma el paisaje invernal y frió en un paisaje acogedor, calido, alegre y cuasi-celestial.

Ahí Mack pasa con Dios, Jesús y el Espíritu Santo un fin de semana en que aprende a vivir de otra manera, sabe cuál es la responsabilidad de cada uno de ellos y recupera la fe en Dios que había perdido desde que desapareció su hija Missy. Algo muy normal en el proceso de duelo, la negación del hecho, la culpa a Dios y a todo lo que sea, etc.

La cabaña es una novela de sanación, por que va dirigida a todos y a nadie en específico, cada uno de nosotros es especial, tiene una misión particular y una carga de cosas ocultas y secretos propios. Y por eso a cada uno de nosotros La cabaña tiene algo que decir. No importa si crees o no en Dios, si te angustia el futuro lleno de miedo por lo que puedes perder o ganar hipotéticamente o se está completamente cubierto de culpa por no saber actuar de forma consciente.

La trinidad celestial considera que el mundo, desde la salida de Adán y Eva del paraíso, es una humanidad fragmentada e imposibilitada de vivir feliz porque perdió el vinculo de relación con Dios, no con los que hablan en nombre de dios.

Y solo al restablecer esa relación con Dios se encontrar el camino de la sanación y del verdadero sentido de vida en este mundo dominado por la desgracia, y la ambición.

Un momento clave de La cabaña, es cuando Dios, deja a Mack ver a su hija muerta, pero que está viva en el cielo jugando con sus hermanos en sueños. Esto se va a poder hacer ya con aparatos electrónicos dentro de muy poco tiempo, vamos a comprar memorias de otras gentes y vivir vidas de personas que no han vivido aún. Es casi una experiencia cercana a la muerte, porque Mack ve que su hija en el cielo vive muy bien y sin ninguna preocupación. Pero se necesita la justicia divina, no la terrenal, para que todo esto tenga sentido y nos ayude a comprender esta distópia que vivimos a diario.

La cabaña es una novela terapéutica y de aprendizaje del sentimiento religioso, es decir, religarse con Dios, sin ningún intermediario. Les gustara mucha esta lectura chamanica-cristiana-posmoderna. (9/febrero/2009).

Una tragedia lleva a conocer la eternidad.

TAGS



Comenta esta nota; haz clic donde dice comentarios; a la derecha de agencia de noticias independiente y para enviarla a un amigo, haz clic en la flecha del sobre blanco de la derecha.