Antiefemérides de sol a sol, un libro de historia de Ecatepec, escrito por Juan Pablo García Vallejo

Adán Atayde Sánchez

Diario de Ecatepec, Méx. (Cultura).- Ecatepec ya no es el tradicional municipio dormitorio, la tradicional zona periférica que vivía a la sombra de gran ciudad de México, esto se ve principalmente en su vida cultural, y de esto se da cuenta en el trabajo de investigación Antiefemérides de sol a sol de Juan Pablo García Vallejo, quien registra el acontecer de Ecatepec de nuestros días, el pasado, del paso de los mamuts al atropellamiento de la elefante Indra y que comenta a la velocidad de la distopía.

El autor, Premio Nacional de Prevención de VIH/SIDA explica su visión: “Ahora sorprende que en Ecatepec existan festivales internacionales de música, teatro, más de 50 libro-clubs y todos esto le da otra dinámica social y cultural a la población de Ecatepec.

Todo esta cambiando, como lo muestra la alternancia política, continúa -el editor de suplementos culturales como La Tinta Suelta del semanario Acontecer-, en el municipio porque para tener una efectiva política cultural, parte de llegar al mayor número de personas, tienes la necesidad de crear públicos y eso es bastante difícil.

La gente cree que la cultura es lo que dan en televisión o lo que es comercial entonces no acepta muchas expresiones que salgan del marco comercial, sino que se han avocadas a la creación estética de los creadores, apunta el periodista galardonado con mención honorífica para el suplemento cultural La Tinta Suelta, en la Feria Internacional del Libro Guadalajara, en 1998.

Aquí si se ve porque hay mucha participación de las casas de cultura, de cronistas, de la gente y se ve en los conciertos de rock n lo más común tiene que haber más asistencia pero en lo otro se van creando públicos cautivos para la actividad artística.

“Antiefemérides de sol a sol” refiere García Vallejo, es un libro de historia de Ecatepec de 30 mil años, desde los primeros pobladores que llegaron al continente americano hasta el atropellamiento de la elefanta Indra ahí en Valle de Carpio.

Ecatepec siempre ha sido una zona geoestratégica bastante importante, de entrada al Valle de México desde los primeros pobladores como centro comercial regional de sal con las culturas toltecas teotihuacanas, Olmecas y mexicas, todavía con Hernán Cortés; él la toma como encomienda, se la regala a la princesa de Ecatepec, Leonor Moctezuma, como dote y así como hasta ahorita por la importancia de Ecatepec, que es el municipio más poblado de todo México, tres millones de gentes.

Lamentablemente, continúa el también autor de la Sociedad Gandall. De la utopía a la distopía (2001), la gente de Ecatepec desconoce su historia de tres millones, dos millones y medio millones son avecindados, que tienen su identidad cultural en la ciudad o en su matria, los estados de la provincia, pero deben de tener la identidad cultural y regional de Ecatepec.

Eso es lo que les falta para que aprecien con toda profundidad el patrimonio histórico que tiene Ecatepec; mucha gente desconoce que tiene un centro único en toda la historia de México que es la Casa de Morelos o que por aquí pasó el barón Von Humboldt o que Juan Rulfo vino a tomar unas fotografías, o que un comando guerrillero de Chihuahua asaltó Aceros Ecatepec o que 1966 hubo una explosión de gas en Santa Clara que conmocionó a toda la ciudad.

La investigación Antiefemérides, explica, es un trabajo de divulgación cultural, una nueva propuesta, tengo de estar investigando en Ecatepec mínimo diez años pero en tiempo efectivo cinco, porque son historiográficas más actuales, la gran historia, la del periodismo cultural, la de la cultura; estoy imbricado en esta nueva historia de Ecatepec, “Antiefemérides de Ecatepec de sol a sol”, del sol del astro al triunfo de la oposición con José Luis Gutiérrez Cureño.

¿Hacia donde va Ecatepec?

Vaticina García Vallejo: falta que se aglomere más, que las catástrofes sean más seguidas; no lo vamos impedir ante una conglomeración y una crisis ecológica planetaria en la Ciudad de México, en Ecatepec, San Nicolás, Tenayuca, en la colonia Cuauhtémoc, es la distopía y no hay fuga de este infierno terrestre que tenemos. No tenemos salvación de la distopía y menos en el Estado de México, sentencia Jean Paul de la Globalité como también se conoce al entrevistado. (Enero 16/2009)

TAGS













Comenta esta nota; haz clic donde dice comentarios; a la derecha de agencia de noticias independiente y para enviarla a un amigo, haz clic en la flecha del sobre blanco de la derecha.