Operación Milagro, la mayor iniciativa de solidaridad médica de los últimos tiempos




Practican con éxito una cirugía del corazón a niño ecatepense.



video

Diario de Ecatepec, Méx. Nov. 27.- La llamada "Operación Milagro" es la mayor iniciativa de solidaridad médica de la Historia. A través de este programa, personas de bajos recursos de países del Tercer Mundo son operadas de manera gratuita de enfermedades de la visión y del corazón. Entre 2004 y octubre de 2008 han sido operadas 1 millón 314 mi personas de 33 países de América Latina, África y Asia, y para 2014 el objetivo del programa es llegar a la cifra de 6 millones de personas operadas.

El año pasado 75 personas de Ecatepec y 5 de Atenco curaron su ceguera en venezuela con el apoyo de “Operación Milagro”, programa que benefició a personas de escasos recursos, sin seguridad social, y que no encontraron hospitales en el país para ser intervenidos y no podían costear operaciones cuyo costo es de 20 a 30 mil pesos.

A últimas fechas, el gobierno municipal realizó las gestiones ante la Embajada de Venezuela para que al niño Joshafat Alejandro Garfias Chávez, de ocho años, fuera operado en Caracas, en el Centro Latinoamericano Cardiológico Infantil “Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa”, uno de los mejores a nivel internacional.

Al pequeño Joshafat se le detectó una cardiopatía que sólo podía corregirse con una cirugía, pero debido a que a su madre renunció a su trabajo porque no le dieron permiso para atender a su hijo cuando recayó de neumonía, perdió el Seguro Social y por ende la posibilidad de que se le operara en dicha institución.

La situación de desamparo en que quedaron Joshafat y su madre Rubí Griselda Chávez García, de 27 años, quienes viven en la colonia Jardines de Morelos, se vio agravada porque no reciben ayuda económica del padre del menor, quien se encuentra en Estados Unidos como trabajador indocumentado.

“Estuve acudiendo al Seguro Social, donde se dieron cuenta que Joshafat tenía una cardiopatía; de ahí me canalizaron a La Raza, donde me dijeron que tenía que buscar lugar en el Seguro para que operaran del corazón a mi hijo y lo estuvimos intentando durante cuatro años sin éxito, hasta que renuncié a mi trabajo porque no me daban permiso para faltar y yo tenía que atender a Joshafat cuando recayó de neumonía. Así perdí el Seguro Social”, explicó Rubí Griselda.

La madre del menor añadió que cuando se enteró que el gobierno municipal impulsó en septiembre del año pasado la “Misión Milagro”, por medio de la cual 80 personas fueron operadas de cataratas gratuitamente en Venezuela, no lo pensó dos veces y se acercó a pedir apoyo al Ayuntamiento.

“Me enteré del programa de ayuda y me acerqué al Ayuntamiento, donde gracias al apoyo del alcalde José Luis Gutiérrez Cureño y de la coordinadora de Relaciones Interinstitucionales, Lucía Sánchez Torres, se logró que operaran gratuitamente a mi hijo”, agregó Rubí Griselda.

“Cuando viajé a Venezuela tenía sentimientos encontrados como entusiasmo y miedo, pero me animaba pensar que la operación saldría bien y después de su recuperación Joshafat podría jugar futbol, porque es lo que siempre ha querido”, comentó la madre del pequeño, quien cumplió ocho años el 11 de noviembre, un día después de que regresó a México después de su operación.

Por su parte, la Coordinadora de Relaciones Interinstitucionales del municipio, apuntó que el 11 de octubre viajaron el niño y su madre a Caracas, Venezuela, donde estuvieron 28 días con todos los gastos pagados por el gobierno de ese país, Joshafat fue operado a corazón abierto con éxito y le colocaron un marcapasos que le permitirá llevar una vida casi normal.

“El viaje redondo, la operación, el hospedaje y la alimentación de Joshafat y su mamá no tuvieron costo alguno para ellos porque corrió a cargo del Gobierno de Venezuela, además de que una especialista de ese país los acompañó durante el vuelo de ida y vuelta”, precisó la funcionaria, quien agradeció profundamente el apoyo de las autoridades venezolanas, entre ellas la Ministra Eloísa Lagunel.

La funcionaria municipal subrayó que la familia de Joshafat es de muy escasos recursos económicos y no habría podido pagar la operación, que cuesta más de 200 mil pesos, ya que incluso tenían problemas para pagar los pasaportes, dinero que fue aportado por el primer síndico del Ayuntamiento, Pascual Soto Cruz.

“Yo no esperaba tantas maravillas, todo lo que han hecho por nosotros, es una ayuda muy grande, una bendición, estoy muy agradecida con las autoridades de Ecatepec y de Venezuela, porque son muy amables y solidarias y gracias a ellas mi hijo está bien”, dijo la madre de Joshafat.

Pero, de esta gigantesca iniciativa solidaria, no ha informado casi ningún gran medio de prensa, radio o televisión nacional o internacional. ¿Por qué? La explicación es sencilla: la Operación Milagro no está financiada por ningún país del Primer Mundo, no está respaldada por fondos del Banco Mundial, ni cuenta con el auspicio de ninguna empresa o fundación privada. Quienes la llevan adelante son dos gobiernos de países del Sur, que aportan a las personas beneficiarias, sin cobro alguno, toda su infraestructura de salud pública, miles de médicos, todos los medicamentos necesarios e incluso el traslado en avión a los hospitales de ambos países.

El nombre de las dos naciones que organizan y financian la Operación Milagro explica, al momento, por qué los grandes medios han decidido silenciarla: son Cuba y Venezuela.

TAGS










Comenta esta nota; haz clic donde dice comentarios; a la derecha de agencia de noticias independiente y para enviarla a un amigo, haz clic en la flecha del sobre blanco de la derecha.

No hay comentarios: