Funcionarios públicos del gobierno de Ecatepec llevaron regalos a sus “ahijados” de la casa Hogar

Diario de Ecatepec, Méx. Dic. 19.- “La responsabilidad del gobierno municipal es con todos los niños y jóvenes de Ecatepec, pero en especial con los que menos tienen”, afirmó el alcalde José Luis Gutiérrez Cureño, durante un desayuno en la Casa Hogar de Ecatepec en el que funcionarios públicos convivieron con los pequeños y les llevaron sus regalos de navidad.

“La presencia de directores, subdirectores y personal del Ayuntamiento aquí en la Casa Hogar significa solidaridad, compañía y apoyo para los menores”, agregó el edil.

Por su parte la directora del DIF municipal, Azucena Cisneros Coss, explicó que no sólo se trata de regalar cosas materiales a los menores sino la intención es proporcionales atención integral para reinsertarlos en la vida social.

“Estos niños son nuestra obligación que va más allá de darles techo y comida; lo importante es brindarles amor y alimentar su lado espiritual para formar mejores seres humanos”, agregó la funcionaria.

En la entrega de los regalos de los servidores públicos, las caritas sonrientes de los 86 niños que viven en Casa Hogar se iluminaron. Cristian de tres años, abrió ansioso la bolsa de regalo donde encontró un pants, una chamarra, unos zapatos, pantalones y un pato de peluche, todo ante la mirada de su “padrino”, Francisco Reyes Vázquez, director de SAPASE.

“Vengo de familia humilde y me llena de nostalgia porque quisiera ayudarlos, lo poquito o mucho que uno les da no es nada en comparación con lo que necesitan”, comentó el Reyes Vázquez.

Desde el año pasado, los servidores públicos del Ayuntamiento de Ecatepec apadrinaron a los niños de la Casa Hogar de la localidad y se comprometieron con sus “ahijados” a visitarlos de manera constante, estar al tanto de su educación y desarrollo y, cuando se requiera, brindarles medicina, ropa o apoyo ante cualquier necesidad.

Al respecto, el encargado del albergue, Arnulfo Reyes Lara comentó que la convivencia con los funcionarios “es una luz de esperanza para ellos, porque son niños que están ansiosos de una familia estable y de llenar su corazón de amor”.

Algunos de los 43 niños e igual número de niñas caminaban entre el patio de la casa cargando sus enormes bolsas de regalo que sus “padrinos” les obsequiaron, todos preguntándose entre sí, ¿a ti qué te regalaron?

Otros más, presumían sus nuevos artículos, “¡Má mira mis tenis son rositas y tienen lucecitas!”, decía sonriente Gabriela Pamela mientras enseñaba sus zapatos nuevos a quien se cruzara por su camino, en tanto su “padrino”, Mauricio Bernal, subdirector jurídico de Seguridad Pública, le ayudaba a sacar de su caja la muñeca que le regaló.

TAGS












Comenta esta nota; haz clic donde dice comentarios; a la derecha de agencia de noticias independiente y para enviarla a un amigo, haz clic en la flecha del sobre blanco de la derecha.