Momento propicio para la novela histórica en México

* Para no repetir los mismos errores el pasado.
* * Son personajes marginales por desconocidos.

Por Juan Pablo García Vallejo

Diario de Ecatepec, México (FIL Minería).- La novela histórica es el vehículo idóneo parta divulgar la historia de los pueblos, afirmó el novelista Eugenio Aguirre en la mesa redonda sobre La novela histórica, en la XXX Feria Internacional del Libro del palacio de Minería, que concluyó el fin de semana.

Acompañado de Angelina Muñiz-Huberman, Adolfo Arrioja y Pedro Ángel Palau estos escritores ofrecieron sus opiniones por este subgénero que está teniendo mucho éxito en México.

La novelista Huberman habló de su novela la Mulata de Toledo (Editorial Planeta), que es una historia de una mujer hermafrodita que se casa tres veces pero que es descubierta por la Inquisición. Una mujer bastante singular porque aprende a leer, tiene una biblioteca y llega a ser la primera cirujana de la historia. Esta mujer apasionó a Huberman por ser una transgresora.

A continuación Eugenio Aguirre explicó en su intervención que “hay terrible ignorancia entre la población en general de los personajes torales de nuestra historia” y agrego, que la clase política es ignorante de nuestra historia.

Eugenio Aguirre ha escrito la novela Gonzalo Guerrero, un soldado español que naufragó en Yucatán y con él comenzó el mestizaje, no con el hijo bastardo de Cortés llamado Martín Cortes; luego escribió una novela sobre el primer presidente de esta república libre y soberana Guadalupe Victoria (Editorial Planeta) y una más sobre la visión de las vencidas, es decir, la visión de las mujeres en la sociedad azteca, titulada Isabel de Moctezuma (Editorial Planeta).

En esta última describe cómo vivían las mujeres, cómo participaron y cómo pelearon contra los españoles en el sitio de Tenochtitlán y su participación dentro en la política virreinal para ayudar a sus conciudadanos indígenas.

Isabel de Moctezuma fue esposa de Cuitláhuac, de Cuauhtémoc y luego de varios soldados españoles; fue una mujer muy influyente en el señorío azteca. La mayoría de los personajes de la novela histórica son marginales porque no se conocen.

La novela histórica es el vehículo ideal para que la gente conozca el devenir de la historia. Y hay que tener claro que se trata de literatura, no de un ensayo histórico lo que uno escribe, concluyó.

Por su parte, Pedro Ángel Palau autor de la trilogía Morelos, Zapata y Cuauhtémoc, publicados por la editorial Planeta, señaló que en el subgénero de la novela histórica hay dos clases de novelistas, los que se sirven de la literatura para escribirla, y los que se sirven de la historia para hacer su novela. Ahora en México se está escribiendo novela histórica con responsabilidad.

“El territorio de la novela histórica es la ambigüedad, más que las novelas psicológicas donde se aborda el alma de los personajes. Porque la construcción de la heroicidad es después de la batalla y al escritor le interesa la búsqueda de las razones humanas. Es un momento propicio para la novela histórica en México”, concluyó. (Marzo 3/2009)

TAGS



Comenta esta nota; haz clic donde dice comentarios; a la derecha de agencia de noticias independiente y para enviarla a un amigo, haz clic en la flecha del sobre blanco de la derecha.