El bebé abandonado debajo de un puente cerca del metro Muzquiz sobrevivió; ya está en la casa Hogar


38 días estuvo en el Hospital General “José María Rodríguez” por hipotermia; los médicos que lo atendieron le llamaron “Juanito”.


Diario de Ecatepec, Méx. Nov. 26.- Después de 38 días de estar hospitalizado para ser atendido por hipotermia, luego de que a dos horas de haber nacido fue abandonado debajo de un puente cercano a la estación del Metro Múzquiz, “Juanito” fue trasladado a la Casa Hogar de Ecatepec donde le brindarán protección y cuidado.

A bordo de la ambulancia 2013 de Protección Civil y en brazos de la Procuradora de la Defensa del Menor y la Familia, Natalia Márquez, el bebé llegó ayer al albergue infantil del DIF Municipal procedente del Hospital General “José María Rodríguez”, donde fue internado el pasado 18 de octubre.

Una larga valla formada por niños y niñas de la Casa Hogar recibió con porras y gritos de “bienvenido” al pequeño héroe a quien los médicos daban sólo el cinco por ciento de posibilidades de sobrevivir.

Todos querían verlo y de manera ordenada se acercaban a verlo, por lo que el director de la institución, Arnulfo Reyes Lara, tuvo que alzar en brazos a quienes su corta estatura impedía observar al bebé, quien tranquilamente dormía en la camilla en que fue trasladado a su nuevo hogar temporal, arropado con una cobijita amarilla y un gorrito azul, del tamaño de su diminuto pero resistente organismo.

¿Es nuevo?, preguntó una señora que salía en ese momento de la Casa Hogar, asombrada por la gran algarabía de los nuevos hermanitos de “Juanito”, nombre con el que “bautizaron” al menor los médicos que lo atendieron en el Hospital.

“Lo estuvimos visitando cada semana para saber cuál era su estado de salud y debido a que este es óptimo, decidieron su alta e ingreso a la Casa Hogar para su protección y cuidado”, explicó la Procuradora de la Defensa del Menor y la Familia del DIF Ecatepec.

La funcionaria explicó que por abandono, el de “Juanito” es el primer caso que les toca atender y lo que se busca es que los niños rápidamente formen parte de una familia, por lo que se pondrá en orden la situación jurídica del bebé, se hará el registro correspondiente y se agotarán los juicios de pérdida de patria potestad.

Por su parte, el director de la Casa Hogar destacó que incluso antes de que llegara el bebé a la institución, 45 familias se presentaron para tratar de adoptarlo: “algunas hasta con abogado”, pero deberán esperar a realizar los trámites y evaluaciones correspondientes.

Mientras tanto, agregó, el pequeño estará en la sección de cuneros junto a otros nueve infantes de entre dos y 11 meses de edad.

“Siento mucha nostalgia por “Juanito” porque no alcanzo a comprender cómo es que una madre puede desprenderse de su hijo y no quererlo. Aquí le vamos a brindar cuidado, afecto y amor, porque es bienvenido”, dijo al borde del llanto una de las niñeras que estará a su cargo.

TAGS









Comenta esta nota; haz clic donde dice comentarios; a la derecha de agencia de noticias independiente y para enviarla a un amigo, haz clic en la flecha del sobre blanco de la derecha.